La importancia de la especialización en el cobro de deudas

96 208 71 01
La importancia de la especialización en el cobro de deudas

Expertos en gestión de cobros en Valencia destacan la relevancia que tienen las cuentas por cobrar en la tesorería y rentabilidad de las empresas ya que el paso del tiempo puede poner en peligro su crecimiento y sustentabilidad. ¿Cuál es la solución? Adoptar una postura proactiva y lidiar con las facturas impagadas.

Diversos estudios indican que, a partir de los tres meses desde su impago, las posibilidades de recuperar una deuda disminuyen sensiblemente. De esta manera, las opciones de cobrar una deuda a los 90 días son de un 73%, del 50% a los seis meses y de solo un 25% después del año. En deudas superiores a dos años las opciones son inferiores al 10%.

¿Cuáles con las causas de este descenso? Desde Mustieles Abogados nos comentan que fundamentalmente el hecho de que el acreedor tarda demasiado en poner el problema en manos de expertos.

En este despacho especializado en gestión de cobros en Valencia destacan que cuando la deuda alcanza los 90 días las gestiones internas del acreedor pierden efecto y es momento de encargar el trabajo a un despacho. En efecto, a los 90 días, si el deudor tiene voluntad de pago aún puede obtenerse un buen acuerdo. Si por el contrario no muestra interés, esperar más tiempo para actuar es un error. Aumentan las posibilidades de que el deudor deje de operar, presente concurso de acreedores o simplemente desaparezca, volviendo ínfimas las posibilidades de cobro.

Por todo ello, no deberíamos tardar más de 90 días en enviar la deuda a una agencia especializada, prestando atención a situaciones que aconsejan acortar dicho plazo como incidencias que afectan la capacidad de pago del deudor, devoluciones de recibos o cambios de domicilio sin notificación previa.