La lectura y reparto de herencias y testamentos en Valencia es algo conocido por todos. No obstante, como todo el derecho, guarda grandes matices técnicos.

Las herencias y testamentos en Valencia solo pueden liquidarse una vez la persona que ha testado en vida, fallece.

El fraccionamiento del patrimonio de la persona que ha muerto, debe seguir una serie de disposiciones legales, Así, aunque tiene un amplio margen de libertad, no siempre podrá realizar el reparto que le hubiese gustado.

En la herencia podrás observar tres partes: un tercio de legítima, un tercio de mejora y un tercio de libre disposición.

Cuando se han tenido descendientes habrá que incluir a cada uno de ellos en el tercio de legítima. Cabe puntualizar que únicamente tendrán este derecho aquellos descendientes cuya filiación haya sido probada o hayan resultado de la unión matrimonial de dos cónyuges.

El tercio de mejora puede considerarse como un derecho muy similar al de la libre disposición. En la mayoría de los casos, a los descendientes, además del tercio de legítima se les suele añadir el de mejora. No se tendrá obligación de repartirlo en partes iguales. Puede concedérselo a un único hijo, a varios o a ninguno.

Por último toca hablar del tercio de libre disposición. Es el que menos acotados tiene sus límites. Dispondrá el testador de esta parte con total independencia. Podrá hacérselo llegar a cualquier persona o entidad con independencia del vínculo que entre ellas existiera.

En función de la Comunidad Autónoma en la que resida el fallecido, los procesos y trámites que se ha de desarrollar serán diferentes para poder llevar a cabo la liquidación total de la herencia. La misma se podrá aceptar o no, o bien, aceptar solo a beneficio de inventario.

En Mustieles Abogados queremos encontrar la solución más ágil y sencilla a cualquier tipo de problema.