Una pregunta habitual que recibimos como Abogados de testamentos en Valencia es que pasa con aquellas herencias que ocurren en la desgracia de que un hijo fallezca antes que sus padres y no deje testamento.

Cuando el causante tiene descendencia, todo pasa a manos de estos, a excepción de lo que le corresponda al cónyuge en caso de tener el fallecido. La respuesta que queremos hoy ofrecer es qué ocurre cuando el que fallece no tiene ni hijos ni cónyuge.

Como abogados de testamentos en Valencia, nos hemos encontrado con este tipo de circunstancias en más de una ocasión y, afortunadamente, la respuesta es sencilla. El código civil en este caso nos aclara la situación en los artículos 935 y siguientes. En ellos nos detalla quiénes sucederán al difunto, es decir quiénes lo heredarán, y en qué partes de haber más de una persona.

El artículo 935 nos dice que si no hay testamento ni hijos ni cónyuge, heredarán los padres del difunto de permanecer estos con vida una vez el causante muera. Ambos, además, heredarán por partes iguales toda la herencia. Si solo está vivo uno de los padres, será este quién herede la herencia entera.

Complicando un poco más el rompecabezas vamos a ver ahora qué pasa si los padres también han fallecido y solo quedan vivos los abuelos del causante. En este caso heredan todos los abuelos que permanezcan con vida, pero a diferencia de lo que ocurría en el caso anterior no lo harán a partes iguales, sino que cada uno heredará lo que le perteneciera a esa rama familiar, lo que se conoce por heredar por cabezas.

En Mustieles Abogados sabemos que estas cuestiones, aunque puedan parecer sencillas a simple vista, son muy complejas. Por eso estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas y brindarte apoyo jurídico.